(

(En las oficinas de la Seguridad Nacional de EEUU. Will está junto a un militar que le quiere contratar pues es un joven superdotado)

WILL: ¿Por qué cree que debería trabajar para la Agencia de Seguridad Nacional?

MILITAR: Bueno, estarías trabajando con lo último. Entrarías en contacto con tecnología punta que no puede verse pues está clasificada: teoría de la supercuerda, matemática del caos, algoritmos avanzados…(Will le corta)

WILL: Descifrar códigos…

MILITAR: Es una pequeña parte de lo que hacemos.

WILL: Ah, vamos, eso es lo que hacen. Controlan el ochenta por ciento de los trabajos de inteligencia. Son siete veces más grandes que la CIA…

MILITAR: No nos gusta fanfarronear, Will, pero tienes razón. Bien, tal y como yo lo veo la cuestión no es por qué deberías trabajar para nosotros, la cuestión es por qué no.

WILL: ¿Que por qué no debería trabajar para ustedes? Pregunta difícil pero intentaré responderla. Imaginemos que empiezo a trabajar, y me ponen encima de la mesa un código con el que nadie puede. Yo intento descifrarlo y lo consigo y me siento satisfecho porque he hecho  bien mi trabajo, pero a lo mejor ese código era la situación de un ejército rebelde en el norte de África y en cuanto han localizado su escondite, bombardean el pueblo donde se esconden los rebeldes, mueren quinientas personas a las que no conocía y con las que no tenía ningún problema. Luego los políticos dicen “enviemos a los marines para asegurar el área” aunque les importa una mierda, no serán sus hijos los que van a morir, los suyos tienen recomendación y se pegan la vida padre en la Guardia Nacional. Será un chico de Southy al que le llenarán el culo de metralla y cuando vuelva descubrirá que la planta en la que trabajaba ha sido trasladada al país del que acaba de volver y el tipo que le llenó el culo de metralla le ha quitado el trabajo porque lo hace por quince centavos al día y sin pausas para mear. Luego el chico comprende que el único motivo por el que le enviaron allí, fue para instaurar un gobierno que nos vendería el petróleo a buen precio y las compañías petrolíferas han aprovechado el conflicto para disparar los precios de la gasolina lo que supone un hermoso beneficio para ellas, de modo que a mi colega no le ha servido de nada. Así que se toman su tiempo para traer el petróleo nuevo y se toman la libertad de contratar a un capitán mercante borracho, al que le gusta darle al Martini y hacer eslalon entre los icebergs. A medio camino choca con uno, derrama el petróleo y se carga la fauna del Atlántico Norte. Mi colega está en el paro, no puede pagar la gasolina, va andando a buscar empleo y eso le putea porque la metralla del culo le ha provocado hemorroides y está muerto de hambre porque cuando va a comer, el único plato del día que sirven es pescado del Atlántico Norte al aceite de motor ¿que qué me parece? Creo que puedo montármelo mejor. Pienso: ¡qué coño¡ ya puestos, ¿por qué no me cargo a  mi colega, le quito su trabajo, se lo doy a su enemigo, subo la gasolina, bombardeo un pueblo, mato a una foca a golpes, fumo maría, y me apunto a la Guardia Nacional? Podría llegar a presidente.

 

Anuncios